El conjunto Rojiblanco se juega su última carta para dar su paso a la fiesta grande del futbol mexicano; el domingo enfrentaran a los Tuzos del Pachuca cuando visiten el Estadio Hidalgo, duelo que para ambas escuadras luce totalmente parejo en todo sentido, quizás el partido más parejo de todo el repechaje del Guardianes 2021.

El primer semestre del año, no fue lo que se esperaba de un conjunto de Chivas que la temporada pasada alcanzaba las semifinales del Guardianes 2020, lograron vencer al América en cuartos y cayeron derrotado ante el campeón León. La realidad es que, en ambos torneos, la escuadra que comando  Víctor Manuel Vucetich, llegó vía repechaje, en la primera; calificó como séptimo lugar con 27 puntos y en el actual lo hace como noveno con 23 unidades.

Brizuela lamentando resultado

En el torneo presente lograron anotar en 21 ocasiones, una más que en el torneo anterior, lamentablemente para Guadalajara también fue el mismo número de veces que permitieron que su arco cayera, sumando tres dianas más que el semestre pasado.

En el presente tienen cinco victorias para su marca, cifras bajas que sólo alcanzan para calificar como noveno y jugar el repechaje de visita, situación que, para Vucetich, provocó el alternar a varios jugadores, la mayoría en el sector bajo, Antonio Briseño e Hiram Mier (lesión involucrada), fueron mandados como suplentes, permitiendo la incorporación de Luis Olivas que debutó en la plantilla mayor del Rebaño Sagrado el pasado 17 de abril cuando vencieron a Tijuana, elemento que ha hecho buena mancuerna con Gilberto Sepúlveda.

La modificación en el sector de portería, cuando Vucetich múltiple campeón del futbol mexicano mando a la banca a Gudiño que atajó hasta el Clásico Nacional, dándole una oportunidad más de defender el marco al canterano Antonio Rodríguez, por último; el cambiar a José Juan Macías por Ángel Zaldívar. La razón de esto derivó del rendimiento que tuvo Macías en el preolímpico y los duelos posteriores al clásico.

A partir de la jornada 15 y con un partido pendiente ante Rayados, Chivas obtuvo un invicto de cuatro partidos sin perder, tres con victoria y uno con empate a cero, sumando cinco goles y únicamente permitir uno en contra, obteniendo 10 puntos de 12 posibles. Cerrando la fase regular de forma aceptable, para pelear un repechaje que, en los últimos torneos, es lo único para lo que alcanza.

Chivas y Pachuca en duelo | Foto RÉCORD

Su rival para el domingo, Pachuca, llega con dígitos muy similares, ambos cierran con la misma cantidad de puntos y al igual que los de Verde Valle, llegan con cuatro partidos sin perder, de sus últimos cinco. Lo que colocó a los de Hidalgo en el octavo lugar, fue su juego de la jornada 17, cuando visitó a San Luis y logró vencer por marcador de  1-5, suficiente para conseguir una diferencia de más un gol; gracias a esa goleada Tuzos logró superar a Guadalajara.

La diferencia es que ese gol los deja como locales en el juego de repechaje, que sí es una ventaja, ya que en la ciudad donde militan los jugadores de Paulo Pezzolano ya hay acceso al público, que seguramente apoyarán a su equipo con la motivación de eliminar a Chivas y avanzar a los cuartos. Si los rojiblancos pierden, habrá una renovación, casi completa en todo el plantel, empezando por el entrenador.

Escrito por

Jair Alonso

Estudiante de Comunicación y Periodismo en FES Aragón UNAM
Periodista y redactor en Factor Cu4tro
Colaborador en Infinito Fútbol