El Parque de los Príncipes, Francia fue el escenario para esta segunda semifinal, se enfrentaban 2 de los mejores equipos de Europa. Los dioses que controlan el futbol, compadecieron con los espectadores, en especial después del Real Madrid-Chelsea de ayer y le dio un turno a cada equipo. Los locales con Neymar dominaron desde el 1´hasta el 45´, pero solo pudieron cosechar un gol, después del recital parisino en el primer tiempo, era difícil pensar que el equipo de Manchester reaccionaría, sin embargo, después del pitazo fue muy diferente y gracias a una gota de suerte y al golpeo de Mahrez supo remontar el marcador y dominar futbolística y emocionalmente a su rival. El conjunto de Guardiola salió vivo de Francia y con una ventaja por goles de visitante. 

El conjunto local salió con su habitual 4-3-3: Keylor Navas, Marquinhos, Florenzi, Kimpembe, Bakker, Di María, Verratti, Gueye, Paredes, Neymar Y Mbappé

Mientras que los visitantes llegaron al encuentro con XI que no me atrevo a ordenar con un número, pero fue con: Ederson Moraes, Walker, João Cancelo, Stones, Rúben Dias, Gündoğan, De Bruyne, Bernardo Silva, Rodri, Phil Foden y Mahrez

El primer tiempo fue un monólogo francés de principio a fin y con forme pasaban los minutos era más dominante. Las ocasiones llegaban y llegaban, siempre desde los habilidosos pies de Neymar que supo conducir su equipo al ataque desde la banda o desde el centro, pero siempre siendo un imán para el balón. El arco defendido por Ederson no soportó mucho tiempo el asedio parisino y a los 15´tras un tiro de esquina ejecutado por Di María, Marquinhos cruzó el balón con la cabeza y colocó el 1 – 0 en el marcador. El PSG tuvo varias oportunidades para aumentar su ventaja, pero no lo consiguió. En cambio, el Manchester City tuvo ocasiones que llegaron de manera fortuita, pero gracias a Keylor Navas no terminaron más que en un par de tiros de esquina.

En el periodo complementario los Citizens salieron con muchas ganas de cambiar la historia. Y por primera vez en todo el partido su fútbol, ese que te domina y te gana Premier League cada tanto, empezó a fluir y de a pocos apagaba las conexiones ofensivas del PSG. El Manchester City se sentía cerca del gol, hasta que llegó esos momentos que tanto te penalizan en Champions League. En el minuto 64´ De Bruyne centró con su diestra desde el costado izquierdo del área chica, el balón cogió curva hacia el arco, rebotó en el césped y acabo dentro ante la mirada incrédula de todo el plantel en especial de Keylor Navas, que no creía el fallo que acababa de cometer. 1 – 1 y el partido cambiaba completamente, o no. El PSG siguió refugiándose atrás tratando de encontrar a Mbappé al espacio, pero a duras penas podía despejar los balones que acechaban el arco parisino. Entre tantos pases cerca el área, Gueye cometió una falta muy cerca, a escasos 23 metros del arco. Entre De Bruyne y Mahrez se debatían entre quien iba a disparar, finalmente fue el argelino, que con un remate potente al lateral bajo de la mano derecha de Keylor consumía la remontada inglesa y al 71´ el 2 – 1 ya indicaba al City como ganador.

Los minutos iban pasando y la impotencia del PSG se notaba en sus jugadores, finalmente Gueye ,causa del tiro libre anterior, entró fuertemente por detrás de Gündoğan y por consiguientevio la roja directa y pasó a las duchas 15 minutos antes del final. En este punto Pochettino trató de ajustar introduciendo a Pereira y a Ander Herrera, pero poco pudo hacer contra el City de Guardiola, que fiel a su estilo, se defendió con el balón hasta el pitazo inicial.

La vuelta de esta semifinal será el 4 de mayo en el Etihad Stadium. Un día después, el 5 de mayo, se disputará el partido de vuelta de la otra semifinal: en Londres, el Chelsea recibirá al Real Madrid. Y así se conocerán los finalistas de la Champions League 2020/2021.

Escrito por

Alejandro Páez

En Twitter como: @AlejandroPZ_
Colombiano
Apasionado por el Fútbol, el entretenimiento y el buen café.