Ciudad de México.- Uno de los últimos platillos de la fecha 15 del Torneo Guardianes 2021 se jugó en el Estadio Olímpico Universitario cuando los Pumas recibieron a los Tigres este domingo al mediodía; un duelo muy interesante, sin embargo dejó mucho que desear ya que terminó 0 por 0.

El duelo tuvo polémica con dos anotaciones de ambas escuadras, mismas que fueron anuladas por el árbitro con ayuda del VAR.

La primera acción fue a manos, de Alan Mozo, quien había hecho un gran gol, pero fue anulado porque la pelota había salido por completo de los linderos de la cancha y se decretó saque de banda. La última fue para Carlos González, cuando salió el esférico por la línea de meta.

Los auriazules continúan peleando por el repechaje; por ahora descansan en la doceava posición con 17 unidades, la próxima jornada visitan al Puebla, que mantiene la mente en liguilla. Por su parte, Tigres juega el Clásico Regio recibiendo a los Rayados del Monterrey y manteniendo el noveno lugar del certamen con 19 puntos.