El Parque de los Príncipes fue el escenario de uno de los mejores partidos de esta edición de la UEFA Champions league, que reeditó la final de la temporada pasada, esta vez con un PSG ventajoso gracias al 3-2 de la ida y un Bayern Múnich resentido por bajas sensibles como la de Lewandoski, Gnabry o Goretzka. El cuadro francés también sufrió pérdidas importantes pues ni Marquinhos, ni Verratti pudieron jugar. Pero pese a las bajas nos entregaron un partido completamente espectacular que tuvo en vilo a los espectadores hasta el final, que dio como vencedor global al PSG a pesar de perder 0-1, esto gracias a los goles como visitante.

El conjunto Local alineó con formado casi un 4-3-3 con: Keylor Navas; Dagba, Danilo, Kimpembe, Diallo; Gueyé, Paredes; Di María, Neymar, Draxler, Mbappé.

Mientras que el Bayern salió en busca de todo con este 4-2-3-1: Neuer; Pavard, Boateng, Hernández, Davies; Kimmich, Alaba; Sané, Müller, Coman; Choupo-Moting.

El partido fue un ida y vuelta desde el pitazo inicial, pero en los primeros 30´ fue el conjunto parisino quien tuvo 4 oportunidades más claras del encuentro, todas nacidas de las botas de Neymar. Un mano a mano de Neuer y 3 veces la madera, impidió que el brasileño pusiera la cereza al pastel que fue su primer tiempo, muy dulce y del agrado de propios y extraños, donde se hizo del control del ataque hacia la portería alemana, pero el futbol acostumbra ser muy rebelde e incluso roza la injusticia, de ahí nace el primer gol de este partido, no de los pies danzantes de Neymar, sino de la tosca pero efectiva cabeza de Choupo-Moting que empataba la serie al 40´ y ponía a un gol la clasificación del Bayern, que en los últimos minutos estuvo muy cerca del arco de Navas, pero la mayoría de sus remates pegaron contra la valla de publicidad.

En el segundo tiempo se vivieron las mismas dinámicas, el Bayern desbordando y tirando centros que finalmente la defensa despejaba y después intentos de la delantera parisina al contra ataque para poder marcar. Los minutos pasaban y el ritmo del partido no bajaba e incluso el PSG tuvo varias oportunidades claras, especialmente una en donde Neymar no llega por centímetros para empujar el balón. Llegados los últimos 15´minutos del encuentro Flick da ingreso a Javi Martínez y a Musiala para buscar la épica que nunca llegó gracias a las grandes actuaciones de Paredes, Danilo y Keylor Navas.

Ya clasificados a la semifinal el PSG espera al ganador de la llave entre Manchester City y Borussia Dortmund que se jugará mañana 14 de abril en el Signal Iduna Park en Alemania.

Escrito por

Alejandro Páez

En Twitter como: @AlejandroPZ_
Colombiano
Apasionado por el Fútbol, el entretenimiento y el buen café.