Ciudad de México.- Luego del partido correspondiente a la fecha 13 del Guardianes 2021 entre Pumas y Tuzos del Pachuca, Andrés Lillini accedió a la conferencia de prensa tras rescatar el empate 2-2 en el Estadio Olímpico Universitario.

El mensaje del estratega fue claro, puesto que no tardó en mencionar las posibilidades que aún existen para que su equipo pueda entrar en la Fiesta Grande, quedando cuatro jornadas por jugarse.

“No estamos afuera, vamos a seguir pensando en Liguilla hasta la última oportunidad que tengamos; no vamos a bajar los brazos jamás”, puntualizó.

Por otra parte, reconoció que no siempre habrá esa forma de remontar al rival, sin embargo, a palabras del DT, la única forma de competir es por medio de las anotaciones en los encuentros.

“Esto es de goles. No siempre se van a dar esta clase de partidos donde puedes remontar. Jugamos contra rivales directos; se gana con goles. No hay otra forma de competir”, expresó Lillini.

En una breve autocrítica señaló los errores que tuvo su plantilla en los 90 minutos y más allá de un solo partido, algo que ha sido el talón de Aquiles del conjunto capitalino a lo largo del certamen.

«El último tercio es donde hacemos mal las cosas y debemos de trabajar en ello. Hoy sabíamos que si jugábamos a pelotas largas era difícil porque Pachuca defiende bien. Nos falta el pase final. Lo venimos sufriendo todo el torneo», aseveró el argentino.

Para la próxima jornada, los Pumas visitan a los hidrocálidos del Necaxa en el Estadio Victoria, por su parte, la escuadra del Pachuca recibirá al Puebla. La recta final del torneo está por concluir y Pumas tiene urgencia por sumar o despedirse de la posibilidad del repechaje.