Semana de Clásico Nacional, parece que es el único tema para hablar en los noticieros locales, dando a cada día una nueva forma de calentar el juego próximo a celebrar el domingo en el Estadio Akron; cada institución tiene su forma de expresar y representar con sus jugadores cada uno de sus valores.

La forma en la que llega uno es muy distinto al otro, por parte de los capitalinos, se posicionan en el segundo lugar de la tabla general con 22 puntos, mientras que Chivas se encuentra en novena posición con apenas 12 unidades, diez puntos menos que su próximo rival.

Faltaba otro toque de identidad en el duelo, más allá de lo ocurrido en los cuartos de final del Guard1anes 2020, último historial del clásico de nuestro país en donde los tapatíos vencieron por marcador global 3-1 a América, rompiendo todo pronóstico marcado.

Ahora, Antonio Briseño salió a respaldar a su equipo, alzando la voz por el conjunto al cual se debe actualmente, faltaba que alguien hablara fuerte. Tengan muy en cuenta que lo que se dice debe sostenerse, Briseño comprometió a su equipo a ganar el siguiente partido. “América no espanta a nadie” fueron sus palabras en la conferencia de prensa previa al duelo del domingo.

                              Foto: Goal.com

Es verdad que Briseño no es hecho en Guadalajara, tiene pasado con diferentes equipos, no tiene la autoridad de hablar por identidad cuando el mismo estuvo con distintas instituciones, pero se menciona sobre el ahora, respalda a quien se debe en el presente y lo hace más que otros que se encuentran desde fuerzas básicas.

Las águilas tienen identidad, si no fuera por eso no serían uno de los equipos más populares de México, no tendría dos clásicos en el país, pero de que impongan miedo, no, estoy de acuerdo con lo dicho por Antonio.

En un clásico las estadísticas no tienen mucho valor, te juegas algo más que tres puntos y ganas más que sólo tres puntos, te juegas el orgullo y ganas demasiado, tanto que te impulsa para adelante -si sabes aprovecharlo- en lo que resta del torneo regular, pero como dije antes, lo que se habla, debe sostenerse. Aplaudo, alguien tenía que alzar la voz y darle más vida a este partido, pero ahora por lo dicho, debes ganarlo, porque de no ser así quedas como hablador

Escrito por

Jair Alonso

Estudiante de Comunicación y Periodismo en FES Aragón UNAM
Periodista y redactor en Factor Cu4tro
Colaborador en Infinito Fútbol