Ciudad de México.- Luego del partido entre Pumas y Cruz Azul correspondiente a la fecha diez del Torneo Guardianes 2021, el entrenador auriazul, Andrés Lillini, accedió a la conferencia de prensa en el Estadio Universitario donde cayeron los locales por la mínima a manos de Jonathan Rodríguez, con un final dramático.

El argentino se mostró descontento con la decisión del silbante Arturo Ramos en los últimos suspiros del juego, donde aseguró que, para él, jamás fue penal. También afirmó que pelearán por el repechaje al ser ésta uno de sus posibilidades para avanzar a fases finales.

“No creo que haya sido penal, para nada. El repechaje es la forma de meternos. El objetivo es el mismo, el camino ahora es distinto; jugando así tenemos pocas chances de perder”, afirmó el estratega.

Sin embargo, también contrarrestó los comentarios que escuchó en la semana con el actuar de sus jugadores. Luego de asegurar que las jugadas cementeras fueron producto de los errores de ellos.

“Estoy muy afectado. En la semana vi a todos los que opinaban sobre esto, de que éramos un equipo muy inferior, que jugábamos contra un equipo que juega muy bien, y las 3 ocasiones que tuvieron fueron errores individuales nuestros” comentó.

Para el timonel, el rival sólo jugó a “pelotazos”, mientras que los Universitarios trataron de hacer un juego más preparado e incluso pudieron llevarse la victoria.

“Hicimos un partido desde lo táctico y lo estratégico muy bueno, pero para mí pudimos haber ganado el juego”, destacó el técnico.

Ya son ocho los partidos invictos de Cruz Azul y el próximo sábado esperan un triunfo más cuando reciban al Monterrey en el Estadio Azteca. Por su parte, un día antes, los felinos buscarán llevarse los 3 puntos al visitar a los Bravos de Juárez; ambos compromisos pactados para la fecha 11 del certamen.