Pumas, ¿tocando fondo?

Los universitarios suman una derrota más en el torneo. Algunos aficionados ya abrieron los ojos a lo que será un torneo muy gris y complicado para un equipo que no ha encontrado en ocho jornadas ni un estilo de juego ni la manera de sumar algo más.
Arrancaron con un empate, pero con un juego serio en Tijuana, para después golear a Mazatlán en casa y para sumar otro punto en un partido para el olvido ante Atlas en casa. Cinco puntos son los que sumas los Pumas de Andrés Lillini en su segundo torneo al mando del equipo, al hacer un análisis de ambos torneos para el argentino es claro que su saldo sigue siendo positivo, pero analizando solo este torneo, es para el olvido.

Foto: AS México

De regreso a las épocas de Universidad en las que dan un torneo bueno y al siguiente no se encuentran, parece un ciclo sin fin que hoy se reinicia y que parece no tener solución. Este domingo en la visita al Estadio Akron vino un movimiento táctico más en el campo, rotaciones y rotaciones de jugadores, cambios en los parados tácticos y ninguno para tener resultados favorables para este equipo.
Es normal ir a la respuesta fácil y decir que esto es normal por la salida de Carlos González, Alejandro Mayorga y hasta Andrés Iniestra, pero también es una realidad que otros planteles con equipos aún más cortos como Mazatlán, como Querétaro y como Puebla están muy por encima de Pumas en la tabla general. Siendo más específicos, los primeros dos duplican los puntos conseguidos por los del Pedregal este torneo.

Es claro que un plantel vasto te da para competir por todo, es más, te obliga a hacerlo; en cambio, el tener un plantel modesto -como en el caso de Pumas- no te pone por defecto en el fondo de la tabla, eso es consecuencia de lo que un equipo deja de hacer. El torneo pasado nadie pensaba que este plantel sería finalista y llegaría a donde llegó, así como hoy nadie pensaría que esos mismos Pumas estarían rozando el fondo de la tabla general.

Foto: Club Chivas

Hay un dicho muy conocido que dice que lo mejor de tocar fondo es que ya solo puedes subir, y parece que esta vez no aplica porque no se ve por dónde. Jugadores como Johan Vásquez, Erik Lira, Facundo Waller y Carlos Gutiérrez que habían tenido un gran arranque de torneo ya comienzan a irse en picada como el resto del equipo.

Intentando cambiar las cosas, con un 4-4-2 muy centrado, con un contención natural y 3 interiores en medio campo durante todo el primer tiempo, el estratega argentino buscó generar un cambio y la única buena noticia fue que volvieron a la senda del gol que, por cierto, no se habría dado de no ser por un error grosero del defensor tapatío Hiram Mier.

Foto: AS México

Gabriel Torres se estrenó como goleador universitario este domingo y dejó una imagen grata en el cambio, cuando fue sustituido para la entrada del joven Amary García, todos fuimos sorprendidos por ser un movimiento difícil de entender. El regreso a la titularidad de Juan Dinenno por otro lado, no fue nada grato y se ve fuera de ritmo.
Así podría en listar todo lo que no funcionó este domingo y no terminaría. Desde Johan Vásquez como lateral hasta una enésima oportunidad para Alan Mozo, que sigue siendo muy deficiente en cuestiones defensivas, particularmente en las marcas en área propia.
Parece que hay una desconexión enorme entre todos los jugadores que no pueden hilar tres pases seguidos y que parece que buscan una individualidad para volver a sumar puntos. Facundo Waller y Juan Vigón vivieron constantes rotaciones y no tuvieron una posición concreta en el campo y se notó.
Sea un 4-4-2 con extremos, un 4-4-2 con interiores, un 4-5-1 con un solo punta o sea la alineación que sea, es momento de encontrar once jugadores que puedan repetir y tener continuidad dentro del campo, de otra manera seguiremos viendo más de lo mismo. Ahora en jornada doble, es momento de recibir a un Santos que se ubica en tercer lugar general y que será un rival muy complicado, pero urge ganar. Urge sumar, de otra manera Pumas seguirá tocando fondo.