CIUDAD DE MÉXICO.- Sin dar un sólo un rasguño… así fue como Tijuana y la UNAM arrancaron su participación en el torneo de Clausura Guard1anes 2021, duelo que se llevó a cabo este viernes en el césped del Estadio Caliente.
La noche tuvo contadas acciones de peligro, sin embargo fueron suficientes para que los arqueros de ambos conjuntos se vistieran de héroes, al ser factores directos en la ausencia del gol en el marcador. En la portería de Xolos, Jonathan Orozco lució evitando la caída de su marco, mientras que del lado de los Auriazules, el cancerbero Alfredo Talavera también respondió con salvadas que, posteriormente, ayudaron a irse con rosca.
Para los locales, el futbol llegó en los botines de Fabián Castillo: el colombiano se echó al hombro la responsabilidad de ofender y puso en aprietos a la zaga capitalina, pese a su insistencia de lastimar, no le fue posible, para lamento de la causa perruna, mover las redes del actual subcampeón mexicano.
En tanto, para los Universitarios, el referente de su ataque Juan Ignacio Dinneno erró la más clara del partido, al minuto 42. En un rebote en el área de los fronterizos, el «killer» argentino no logró conectar correctamente y se perdió de una oportunidad clara que no volvió a tener en el resto del encuentro. Pumas lo intentó con disparos y llegadas que fueron bien intervenidos por la zona defensiva del cuadro norteño.
La división de puntos podría ser un debut no tan afortunado para los pupilos de Pablo Guede, quienes no hicieron valer su situación como locales, mientras que el conjunto dirigido por Andrés Lillini se regresa a la Ciudad de México con un resultado alentador, teniendo en cuenta que históricamente la cancha del Caliente suele ser una aduana compleja para los felinos.
Para la fecha 2 del certamen, los Xoloitzcuintles de Tijuana visitarán al conjunto de Juárez, los Pumas, en cambio, recibirán en Ciudad Universitaria al cuadro de Mazatlán.