Ciudad de México-. El 2020 llega a su fin y con él, esperemos que también se vayan todos los tragos amargos que este ilustre tiempo nos ha dejado. Ahora que el año de la pandemia esta a punto de terminar quiero recapitular uno a uno los sucesos terribles que Cruz Azul tuvo que afrontar en todos estos 366 días -ya que fue año bisiesto- que, para desgracia de los aficionados e institución, ‘no fue el bueno’.

Comencemos en los primeros días del 2020, La Máquina debutó en el olvidado torneo Clausura 2020 ante el Atlas, quien para sorpresa de todos y más mía ya que observé este encuentro en el Estadio Azteca, logró sacar el resultado y llevarse los tres puntos para Jalisco.  Los Rojinegros no fueron ampliamente superiores a los locales y de ir perdiendo 1-0 lograron remontar -como los medios de comunicación les gusta llamar ‘remontada a lo Atlas’- el partido y ganar 2-1.

Al pasar las jornadas del Clausura 2020 Los Celestes supieron manejar cada partido siguiente del calendario, logrando posicionarse en el primer lugar de la tabla general con 22 unidades, dejando una marca de siete juegos con victoria, uno con empate y dos con derrota. Desafortunadamente para Cruz Azul, el torneo tuvo que ser interrumpido por la contingencia sanitaria por la que atravesaba todo el mundo, poniendo un freno rotundo a la estrategia de Siboldi y de sus jugadores.

Lo terrible llegó después, los altos mandos de la Liga MX tomaron la decisión de dar por cancelado el torneo y comenzar uno nuevo -independientemente de las intenciones que se tuvieron, se pudo posponer cierto tiempo más y dar continuidad- sin proclamar como campeón al puntero de la tabla.

Foto: Twitter @CruzAzulCD

Pasaron más de cien días sin futbol mexicano, al grado que televisoras y equipos llegaron al acuerdo de vender partidos de pretemporada como un torneo en pro de la salud y bienestar de los demás, creando así la Copa GNP, claro que el impacto fue bueno para el público en general ya que volvían a ver a sus equipos, -al menos por televisión- nuevamente en acción.

Los Cementeros consiguieron triunfar en aquel torneo, dejando afuera a equipos como Tigres, Chivas y Pumas. Lo cual hacia lucir que se perfilaban como máximos favoritos a alzar el trofeo de campeones del Guard1anes 2020. Créanlo o no, yo sí visualice a los jugadores de Cruz Azul en la final del torneo.

Arrancó el segundo semestre del año, dejando a consciencia de todos que este campeonato se presentaba con nuevas reglas, teniendo presente que solo calificaban de forma directa cuatro equipos y del quinto al doceavo lugar se arrojaban al repechaje -insisto, todo con la finalidad de recuperar ganancias a través de las televisoras-.

El equipo de la Noria quedó en cuarto lugar al final de las diecisiete fechas regulares, dando el pase directo a la liguilla, pero su cierre fue el mismo que perjudicó su posición, no podré decir que mermó sus ánimos o rendimientos, que por lo visto en los duelos de ida de cuarto y semifinales, el cierre no tuvo nada que ver.

Foto: Twitter @_Analistas

Volveré al cierre de la jornada regular un momento, se acercaron las últimas cinco fechas del Guard1anes 2020, de los cuales, Cruz Azul solo logró conseguir la victoria en uno, cayendo en derrota en los cuatro restantes, pero lo que le dio ‘sabor’ y hacerle nombre al neologismo Cruzazulear, fue la derrota a manos de Pumas 1-2, faltando cinco minutos para el final del encuentro, Los universitarios lograron sacar el partido jugando como visita, colocándose así en segundo lugar de la tabla general y mandando a cuarto a los celestes.

Hago referencia a esta palabra Cruzazulear porque es tanto su uso desde aquella final del Clausura 2013 donde Cruz Azul perdió la instancia en tanda de penales, a unos segundos de ganar frente a su odiado rival América, que dicho término comenzó a darse plenitud, provocada por los medios de comunicación, que la misma fanaticada, comenzó a volverlo un neologismo. De ahí comenzó una burla, en lo personal.

A la cual la RAE ha incorporado el término a su Observatorio de Palabras, definiéndolo como: un derivado usual en el periodismo deportivo mexicano que alude a una situación determinada por ser algo que frecuentemente sucede al equipo Cruz Azul.

Cronológicamente hasta aquí llega la primera parte de este recordatorio, pronto los sucesos restantes.

Escrito por

Jair Alonso

Estudiante de Comunicación y Periodismo en FES Aragón UNAM
Periodista y redactor en Factor Cu4tro
Colaborador en Infinito Fútbol