Pumas victoria contra Cruz Azul

Como el agua, así es el camino Pumas

El futbol es un ser en movimiento… Es incapaz de ser estático, puede ser lento o puede ser rápido. Puede tardar año en cambiar de dirección o dar un giro por completo en cuestión de minutos. Si tuviera que definirlo sería como una corriente de agua, que atraviesa distintos pasajes y toma la forma que su recipiente le dicta.

Este deporte de balón nos lo demostró el Domingo: los Pumas tomaron esa “corriente” que parecía una cascada al borde de la eliminación con cierre de torneo catastrófico y la convirtieron en un “maremoto” arrasando con cualquier destello de esperanza en la afición celeste que un año más se queda esperando “la octava”.

Foto: Imago7

Así como el agua, los Pumas supieron adaptarse al escenario… Se sabían casi sentenciados y vista a una humillación similar a torneos anteriores, pero algo cambió… La “lluvia” empezó a caer “picada” y comenzó a lastimar al rival. Los auriazules fueron pensando que necesitaban un solo gol a la vez, mientras que sus rivales no dejaban de pensar “Va a pasar otra vez”.

El arte de atacar muchas veces se malinterpreta con un vago esbozo de correr directos al arco sin sentido y tirar a como dé lugar. Pero aquí nuevamente entendemos cómo funcionó el equipo de Lillini. Tal y como la gota de agua que cae ‘una y otra vez’ fueron cayendo los goles. Un centro… Dos centros…Tres centros… Eso no es suerte, se llama persistencia, que ante el carente listado de recursos del equipo Universitario (no podemos negarlo) se convirtió en una virtud.

Pumas contra Cruz Azul gol
Foto: Imago7

Pumas tuvo muchos pecados en la ida; estático, errático, sin idea… y como cualquier agua que no se mueve: “Agua estancada”. Eso no lo puede repetir, porque la garra, coraje y persistencia son muy útiles, pero no todos los equipos son soberbios y le dan la espalda al “mar” pensando que están a salvo sólo por “alejarse de la orilla”.

El equipo de Lillini debe concentrarse, asumir que tiene debilidades para poder sortear los retos que impongan los “esmeraldas”. Esa misma soberbia que tenía a Cruz Azul cegado e impidió ver una de las máximas del futbol “Nada está escrito en piedra”, no puede ser parte del equipo.

Pumas contra Cruz Azul goles
Foto: Imago7

Humildad, entrega y coraje (acompañado de técnica y un poco de suerte), así sí Pumas, así es como queremos verte el jueves y domingo. Levantando la Liga o cayendo, pero siempre dando la cara en alto. Has llegado tan lejos que ahora sólo te queda ir por el campeonato.

Aficionados auriazules, de parte de un escéptico, tengan fe, y cada vez que duden o piensen “¿podrán levantarse?” recuerden Domingo 6 de diciembre 2020, Ciudad Universitaria, Semifinal de vuelta, minuto 88, gol…

Pumas le gana a Cruz Azul
Foto: Imago7