CIUDAD DE MÉXICO.- Tras el pase de Pumas a la final del torneo Guard1anes 2020 y luego de obtener la mayor remontada en la historia de Liguillas. Al comparecer con los medios, el técnico de Pumas, Andrés Lillini, reconoció el esfuerzo de los jugadores universitarios.
“Necesitamos jugar una final a la altura de las circunstancias. A cada uno de los que abracé, sólo les dije ‘gracias’. No era fácil remontar un partido 4-0 con 48 horas de margen. Confían mucho en lo que les digo. No me abandonaron y me hacen vivir un momento muy emotivo”, dijo.


Además, pidió respeto para sus jugadores ya que la mayoría daba por muerto al equipo Del Pedregal, se burlaron de ellos y para muchos la final estaba clarísima sin saber que aún faltaban 90 minutos en CU que darían un giro de 180°.
“Estamos en un momento en el que no debemos confrontar a nadie, por lo que pasa en el mundo. Sí quisiera un poco más de respeto para los jugadores. A mí sí me pueden castigar. Esos que se anticiparon, o los oportunistas que salieron a decir que solamente faltaba un finalista, me gustaría que tengan un poco más de respeto por el futbolista de Pumas. Conmigo no hay problema. Nunca nos den por vencidos”, declaró en conferencia.

Instagram: @pumasmx


El estratega de los felinos se mostró desbordado de felicidad tras el pase a la final, abrazado por el cuerpo técnico y lágrimas de los jugadores, sobre esto comentó bastante emocionado:
«Creo que los que dijeron que este equipo no tenía la garra universitaria para jugar una final, me gustaría que tuvieran más respeto por mis futbolistas. Tengan paciencia y confíen en este plantel: son jóvenes. Nunca nos den por vencidos”, asestó tras eliminar al Cruz Azul y disponerse para jugar la llave por el título ante el León.

Instagram: @pumasmx