Una ligera ventaja para el equipo dirigido por Ignacio Ambriz tras el empate a 1 contra el Guadalajara, partido frenético por momentos tras el gol de J.J. Macías pero que también pudo terminar con la serie inclinado hacia León, acá algunos puntos del partido.

Un primer tiempo de repliegue. 

Un 4–2-3-1 por parte del Guadalajara con Jesús Molina volviendo a crear superioridad junto a los centrales y evitar que León avanzara. Clave por parte de los “esmeraldas” tener a dos delanteros en ofensiva pero los movimientos de Joel Campbell fueron importantes para encontrar algunos espacios ante el bloque defensivo rival, especialista de encontrase a equipos así, León se sintió cómodo en el primer tiempo.

La baja de Isaac Brizuela marcó diferencia respecto al plan inicial de Víctor Manuel Vucetich, donde 10 jugadores repitieron y fue Fernando Beltrán quien ocupó ese lugar, la oportunidad de aprovechar sus giros y pase eran claves para encontrar espacios rápidos, sin embargo su rendimiento no fue óptimo al ser ubicado como un enganche cuando es debería ser un interior o cercano a la base, además de ser un jugador asociativo y ante la postura del primer tiempo, tuvo que ser reemplazado.

15 minutos de aire para el Guadalajara.

Ocupación para evitar progresiones de León y Calderón en el rol de interior, donde se quedaría todo el partido.

Acierto de Vucetich tras el descanso con la inclusión de J.J. Macías y Alexis Vega, provocando que “Chicote” Calderón pasará a ser un falso interior para crear ventajas por izquierda, además de los movimientos, la intensidad para recuperar la pelota desde mediocampo era necesario y aprovechar las pérdidas de León dieron opciones para irse arriba en el marcador.

Lalo Torres se posicionó más orientado a la banda para aprovechar su golpeo y buscar profundidad de Antuna y Sánchez, clave en envíos gracias a su pase, con él, la jugada del penal se da y tardó poco para volver a habilitar a Alexis Vega en otra acción.

Factor Gudiño 

A pesar del gol, el dominio duró poco, en lapsos del partido se buscaron aprovechar las transiciones, es difícil evitar que tras un mal pase o perdida, no tomar mal parados al rival, Antuna tuvo un mano a mano que desaprovechó y por otro lado, Campbell, probablemente el mejor del encuentro, seguía condicionando la balanza a través de los duelos individuales (20 realizados y 15 ganados) el gol de la visita no cayó gracias a otra actuación sobresaliente de Raúl Gudiño en el momento ideal, ante América dos atajadas ayudaron al equipo a seguir con vida, ante Mena tras un rechace, volvió a dar un respiro de cara a la vuelta, recuérdenlo por si hay finalista rojiblanco.

Dos veces ha perdido León en fase final, pero también ha quedado corto como en la final ante Tigres y vs el LAFC en la Liga de Campeones de la CONCACAF, con condicionantes a través del ritmo del cuál de víctima ante Chivas. Hay opciones para el visitante pero siempre y cuando lo vuelva a realizar y encuentre el rápido la ventaja, así que es una eliminatoria expectante donde el sábado podrá otorgar a un digno finalista.