El paso hacia semifinales se consumó el sábado por la noche para el equipo rojiblanco  y de cara al próximo rival, más complicado que el anterior, revisamos las claves del Clásico Nacional.

El “Viejo lobo de mar”
Víctor Manuel Vucetich planteó muchas ventajas para cuidar ese 1-0 de la ida, hay que admitirlo, tras varias dudosas decisiones en encuentros pasado, con una plantilla de momento limitada, los aciertos que está teniendo en su “hábitat natural” de fases finales son para pensar no solo en el encuentro ante América, sino para competir ante León.

Miguel Herrera propuso un encuentro meramente directo o al menos así se vio obligado para buscar el primer gol del encuentro, Henry y Viñas como receptores natos del trazo largo, pero poco asociativo con Córdova y Dos Santos. Guadalajara formó una línea de “5” defensores cuando Jesús Molina se incrustaba como un defensor más, por momentos Eduardo Torres realizó la misma función, Calderón y Antuna fueron claves para proteger las bandas y Oribe Peralta fue el hombre objetivo para salir en largo.

La confirmación de Isaac Brizuela
El rol de Jesús Ángulo fue importante en la ida, en el juego de vuelta fue el “Conejo” quien lidereó las presiones junto a Oribe Peralta y además se colocó como enganche cuando Calderón y Antuna buscaban ir a línea de fondo. El nuevo protagonismo del número 11 de Chivas ha venido en ascenso en este torneo, donde había sido constate con Fernando Beltrán y Jesús Molina, además de ocupar la lateral por derecha, por lo que será constante verlo en el medio campo para generar ventajas

¿Hay posibilidades ante León?

Distintos parados de Chivas en el juego ante América.

La importancia de marcar tan pronto en el Azteca y atascar a un América falto de ideas fue clave para poder manejar un estilo diferente a lo mostrado, por ejemplo ante Necaxa fue mero bloque bajo pero en abuso del mismo sin siquiera pensar en atacar.
El sábado sucedió lo contrario, la idea era defender con el balón por lapsos para tener una ventaja más amplia, tras el primer gol, Chivas se olvidó del balón pero sabía que generando superioridad en el centro del campo, en recorridos defensivos y vigilancias de los mediocampistas, prácticamente es una actuación redonda de todos los jugadores, lo que ante León debe ser repetible, en cuanto a plan de juego y opciones de ataque, aunque más explotable con la línea defensiva adelantada que maneja el equipo de Ambriz.
3 disparos de “Chicote” Calderón condicionaron cualquier situación en contra del Guadalajara, será importante pensar en qué momento aparecerá más inspiración del equipo, sobre todo si regresan Alexis Vega y J.J. Macías. Un 33% de posibilidades de avanzar son bastantes si se toma en cuenta que se enfrentará al equipo que mejor juega ante bloques defensivos.