Fuente: Twitter Chelsea FC

Este domingo en uno de los derbis de Londres el Tottenham firmó las tablas con el Chelsea en un partido marcado por la falta de acciones ofensivas y por el ritmo alto al que se jugó. Sin embargo, este resultado benefició a la escuadra de “Las espuelas calientes”, pues ahora son líderes de la premier gracias a su amplia diferencia de gol (+12) con respecto al líder anterior, Liverpool (+5).

El equipo local formó con un 4-3-3 bastante dinámico con: Mendy, R. James, Zouma, Thiago Silva, Ben Chillwell, Mateo Kovačić, Kanté, Mason Mount, Ziyech, Tammy Abraham, y Werner.

Por su parte el cuadro de Mourinho alineó un 4-2-3-1 que se está volviendo habitual en los partidos de los Spurs: Lloris, Aurier, Joe Rodon, Eric Dier, Reguilón, Sissoko, Pierre-Emile Højbjerg, Son Heung-Min, Ndombélé, Steven Bergwijn y Harry Kane.

La primera parte a pesar de carecer de muchas ocasiones de riesgo fueron 45´ bastante intensos por parte de ambos equipos, en especial del Tottenham que muchas veces buscó salir al contragolpe a toda velocidad usando a Kane como lanzador y llegar al arco contrario en pocos pases, sin embargo, conforme pasaron los minutos esa salida rápida se le complicaba a los Spurs y muchas veces regalaban el esférico. Por su parte los Blues merodearon la zona de 3/4, en especial el sector izquierdo donde Werner fue el jugador al que se le buscaba siempre, y de hecho fue el alemán quien anotó un gol que fue rápidamente invalidado por fuera de juego al 11´, de ahí en más no Hugo Lloris no tuvo problemas.

La parte complementaria fue un calco de la inicial, con mucha intensidad, con el equipo de Lampard acechando el gol desde el balcón del área, mientras que los de Mourinho trataban de salir en velocidad, pero les costó mucho más, porque no lograron encontrar a Kane en una posición ideal y por ello ni Bergwijn ni Son pudieron brillar, todo esto configuró un 0-0 que se trató de remediar con las entradas de Pulisic, Havertz, Giroud y Gio Lo Celso, pero poco pudieron hacer para cambiar la tónica del partido que dejó a deber al espectador.

Con este resultado el Tottenham escala a la 1° posición de la Premier League al superar por diferencia de gol al Liverpool, el ahora nuevo líder del futbol ingles encarará nuevamente un derbi de Londres, en este caso contra el Arsenal la próxima fecha el día 6 de diciembre. Por otro lado, el Chelsea y 3° en la tabla, enfrentará en la próxima fecha al Leeds de Marcelo Bielsa el día 5 de diciembre.

 

Escrito por

Alejandro Páez

En Twitter como: @AlejandroPZ_
Colombiano
Apasionado por el Fútbol, el entretenimiento y el buen café.