CIUDAD DE MÉXICO.- Este domingo, el cuadro de la UNAM saltará a la cancha de Ciudad Universitaria con una baraja de ventajas en la mesa que le dan, al menos en el papel, los argumentos suficientes para posicionarse como favorito sobre su rival el Pachuca, en el partido de vuelta de los cuartos de final del torneo Guard1anes 2020.
Los Pumas están arriba en la pizarra global, la ventaja mínima que sacaron del Hidalgo les da un colchón de comodidad sobre los Tuzos. Para esta llave, el cuadro dirigido por Andres Lillini podría darse el lujo de perder por la mínima, sin embargo, perder no fue una opción que los felinos dieran a sus visitantes durante todo el torneo en su fase regular.
Durante el certamen, los del Pedregal mantuvieron la constancia de tratar bien el balón y, en consecuencia, terminaron como segundo general. Para Lillini y compañía, si bien este duelo pudiera parecer “a modo” para pasar a semifinales, no pueden subestimar a un Pachuca que podría complicar el trámite de la competencia.
Para los Pumas es obligación pasar, convencer y afianzarse como uno de los favoritos indiscutibles al título.
Por su parte, los Tuzos, quienes entraron de repesca y que en el partido de ida fueron incapaces de hacerse presentes en el marcador, llegaran a CU con etiqueta de víctimas y con la premisa de que hay más por ganar que aquello que puedan perder; los hidalguenses deberán intentar lastimar a su anfitrión desde el primer minuto para hacerse presentes en la eliminatoria y buscar forzarla hasta donde sus capacidades les permitan.
El choque entre Pumas y Pachuca está programado para este domingo a las 12:00 horas en el Estadio Olímpico Universitario. Quien gane la llave se unirá a Chivas y Leon, quienes ya están instalados en fase de semifinales de la Liga MX.