Alex Morgan y su bebé

Con el paso de los años, el fútbol femenil ha progresado. Es una realidad que la creación y proyección de sus ligas, son pieza clave para que se visibilice a la mujer dentro del deporte.

Tuvieron que pasar muchos años para que niñas y jóvenes pudieran cumplir el sueño de ser profesionales del fútbol sin salir de su país de origen. Sin embargo, las condiciones laborales en las que se desempeñan no resultan las más convenientes, por lo que llama mucho la atención que la FIFA y la Comisión de Grupos de Interés del Fútbol han dado a conocer su respaldo para la implementación de dos reformas que apoyen y fortalezcan la protección de las jugadoras.

Serán el Reglamento sobre el Estatuto y la Transferencia de Jugadores (RET). Estas medidas incluirán los criterios mínimos que cada una de las federaciones de fútbol tendrán que implementar para brindar la protección necesaria para cada jugadora:

  • Remuneración obligatoria: cada jugadora contará con el derecho a una baja por maternidad, en el cual se retribuirá 14 semanas (mínimo).
  • Regreso al trabajo: el club apoyará a la reincorporación de las jugadoras al equipo, así como con la creación de espacios en donde se puedan lactar.
  • Periodo de inscripción: se dará la oportunidad a cada club para inscribir a una jugadora fuera del periodo de inscripción para la sustitución de otra, esto se podrá hacer con una jugadora que haya finalizado su baja por maternidad.
  • Protección durante el embarazo: cada jugadora que decida seguir entrenando durante su proceso de embarazo deberá contar con un asesoramiento periódico por parte de un médico independiente.
  • Protección oficial contra el despido de las jugadoras: en caso de que se rescinda el contrato de una jugadora debido a su embarazo, esto se considerará como despido injustificado y una circunstancia agravante por lo que el club tendrá que indemnizar y será sancionado.

 

La maternidad era una condición que hasta la fecha no se tenía considerará y que no contaba con ningún tipo de normativa que protegiera o apoyará a las futbolistas.

Gianni Infantino, presidente de la FIFA declaró que «Después del gran crecimiento experimentado recientemente y del éxito sin precedentes de la última edición de la Copa Mundial Femenina de la FIFA™ celebrada en Francia el año pasado, el fútbol femenino alcanza ahora un nuevo estadio en su desarrollo”. Por lo que él mandatario agregó que “era necesario adoptar un marco regulatorio apropiado y ajustado a las necesidades del fútbol femenino”. La aprobación definitiva de esta nueva reglamentación será en diciembre de 2020.

Es necesario que estas nuevas implementaciones para la protección de las jugadoras sean un incentivo para que tanto la FIFA, como cada una de las federaciones de fútbol y los equipos, comiencen a crear nuevas y mejores condiciones para el fútbol femenil y sus jugadoras.

Aún hay un largo camino por recorrer para que las mujeres cuenten con las mismas condiciones para desempeñarse óptimamente como profesionales del fútbol, pero en el fútbol femenil no hay cambios pequeños, todos son históricos.