“Ya es bien sabido que venimos de veintitantos años (sin ser campeones de liga) cosa que no nos corresponde”

Este fragmento de la conferencia de prensa del Director Técnico uruguayo del Cruz Azul, Robert Dante Siboldi, es lo que motivó a este su servidor a tomar la computadora y comenzar a escribir.

Como siempre, lo técnico y táctico ya fue ampliamente comentado durante y después del partido vs Pumas, en el que después de sacar a Alvarado y Orbelín, el equipo cementero viera como los 3 puntos y la posibilidad de ser 2dos de la tabla se le escapara como algodón de azúcar en el agua de un mapache.

Pero lo interesante para un servidor viene después, en la conferencia de prensa cuando declara la cita con la que comenzamos el presente texto.

Y es que si bien durante 23 años, este equipo no ha podido alzar el trofeo de la liga por diferentes razones, y la mayoría de este plantel no tiene la culpa de aquellas finales perdidas, hay otros jugadores importantes que sí estuvieron en la de 2013 y varios mas que estuvieron en la de 2018, por lo tanto si tendrían que cargar con la responsabilidad, junto al resto del plantel.

Declarar que no les corresponde, es hacer que el jugador no tome conciencia de lo que la afición exige, de la grandeza de la institución y de la deuda que cada director deportivo, cuerpo técnico y jugadores tiene con los que cada semana estamos apoyando desde hace 23 años.

Y no, no se trata de ponerles cargas, no se tiene que culpar a nadie, pero si, en el momento que cada jugador firma un contrato con esta institución, debe asumir la responsabilidad de ser campeón y con ello se asumen los fracasos de los que años atrás no lo lograron. Peláez y Caixinha lo tenían muy claro y era parte de su discurso pero al parecer, Siboldi queriendo librarles de los errores del pasado, también los ha eximido de la responsabilidad y de la conciencia de lo que esto representa.

No hay mejor manera de afrontar el presente que asumiendo los errores del pasado, al no hacerlo, se corre el riesgo de volver a cometerlos. Cruz Azul, a pesar del espantoso cierre de torneo, está ya en 4tos de final y si no hay sorpresas, debe estar enfrentando en 3 semanas a Monterrey que viene de perder contra Chivas. Espero que este equipo tome conciencia de la oportunidad histórica que tiene y aprenda de los errores del pasado de este proceso y los anteriores. Ahora mismo la fe lleva mano sobre la lógica.