Julio, un suplente de lujo

Este fin de semana se jugó el partido más esperado de la temporada por lo Auriazules. Entre bajas por lesión, por salud y por selección ambos equipos se vieron mermados para enfrentar el Clásico Capitalino de este Guard1anes 2020, aunque esto no nos privó de un juego intenso y de gran pasión como ya es costumbre en estos compromisos.
La mayor parte de la afición universitaria podrá argumentar que el partido estaba en el bolsillo y que los errores garrafales del capitán Andrés Iniestra le costaron dos puntos a Pumas, y sí, en parte se puede afirmar viendo un panorama muy general del encuentro, pero analizándolo desde las estadísticas, el funcionamiento del equipo pudo orillar al mismo resultado.
América disparó 24 veces a portería durante el partido y 19 de éstos fueron producidos dentro del área auriazul y a pesar de las dudas en la semana por la baja de Alfredo Talavera, su sustituto, Julio González, fue la figura de Pumas en este clásico.
A lo largo del torneo Pumas ha demostrado que no le incomoda sufrir los partidos y que, en cierta medida, está dentro de los planes y así se han sacado resultados en otros campos. Esto se debe en gran medida a la alta efectividad de cara a la portería de los atacantes universitarios, pero si decimos que esto pudo ser una goleada azulcrema tampoco estaríamos mintiendo.

Foto: La República

Varias ocasiones desperdiciadas frente al arco de Julio, un poste de miedo de Federico Viñas y unas cuantas pifias de Henry Martín le daban lo necesario a Universidad para ir ganado dos por uno al minuto 75 y saborear tres puntos para escalar puestos en la tabla general.
Algunos aficionados optarán por menospreciar al arquero mexicano por sus últimos encuentros, pero realmente en los goles no fue el culpable, y al contrario, salvó tres mano a mano importantes.
Estar bajo la sombra de un arquero como Alfredo Talavera y la poca participación que había tenido previamente con el equipo da cabida a que su actuación pase desapercibida o nos orillen a comentarios como “con Talavera lo ganábamos” pero lo que es una realidad es que Julio fue la pieza más importante en el Estadio Azteca.
Entró al ruedo antes de terminar el medio tiempo contra León y le ha tocado encarar dos penales en estos 3 encuentros disputados pero su rendimiento ha sido grande para un arquero sustituto que lleva tiempo sin ver minutos y que, incluso, había estado teniendo participación con el cuadro sub 20 de Pumas en los partidos anteriores.

Foto: AS México

Desde este lado, como aficionados, estamos alegres de ver que los jugadores que saltan del banquillo están conectados con el plantel y se nota que todos buscan lo mismo. El plantel se ve con gran unión y cada vez hay más variantes tanto ofensivas como defensivas que no desentonan cuando les toca participar.
La semana pasada mencionábamos la importancia de la eficiencia frente al arco de Juan Dinenno y da alegría ver que esta semana anotaron jugadores diferentes, es esencial en un equipo que aspire al título tener estas variantes y hace tiempo no se tenían en Universidad.
De cara al cierre del torneo, los del Pedregal tendrán que sumar para no bajar de la zona de clasificación directa a cuartos de final y si algo juega en su favor, es el hecho de que a Tigres le resta enfrentarse a América y Cruz Azul y que, por otro lado, América se enfrentará a León en la siguiente jornada del futbol mexicano.
Las últimas jornadas definen el rumbo de la Liguilla y es momento de volver a la senda de la victoria que se le ha negado a Pumas en las últimas 3 jornadas. Queda enfrentar a Toluca, Pachuca, Chivas y Cruz Azul y estos partidos deberán pensarse uno a uno. Será fundamental ganar en casa al Toluca después del parón de selecciones.