CIUDAD DE MÉXICO.- La igualada 2-2 entre América y Pumas de esta noche en el Estadio Azteca es un resultado justo, al menos así lo piensa el técnico de Pumas Andrés Lillini, quien se mostró tranquilo con el resultado obtenido en su primer clásico capitalino desde la dirección técnica.
Durante el encuentro de la fecha 13, los del Pedregal estuvieron arriba en el marcador un par de ocasiones, pero en ambas fueron alcanzados por las Águilas. Lamentó que los Auriazules no hayan logrado salir con los tres puntos en la bolsa; Lillini confesó a medios que «me deja tranquilo» el accionar de su escuadra y, pese a que «estaba en nuestra planificación ganar el partido», la calidad del rival, una tarjeta roja en contra y un par de errores en la defensa terminaron por arrebatarles la victoria, documentó.
Se planteó, dijo, «un partido de ida y vuelta, al final el empate lo más justo», atizó tras el encuentro en el que, por tercera ocasión consecutiva, termina con únicamente 10 hombres en la cancha (ahora por la expulsión de Andrés Iniestra, al 78′). Sobre las amonestaciones que ha recibido el club, adelantó que en el seno universitario «vamos a sortear esa situación» y agregó que sus pupilos «no son jugadores indisciplinados».
Para el próximo encuentro, los Pumas tendrán que encarar a los Diablos Rojos con algunas ausencias en el cuadro titular: Iniestra, Johan Vásquez, Dinneno y González serán algunos de los hombres con los que el estratega argentino no podrá contar. Al cuestionársele al respecto, el timonel felino asestó no estar preocupado pues «confío, estoy convencido de todos [los jugadores de Pumas], gracias a todos nos mantenemos [entre los primeros lugares de la tabla]. Buscaré el mejor funcionamiento del equipo; se puede contar con todos los futbolistas que tiene el plantel», finalizó al referirse sobre la capacidad individual de todos sus elementos.