Raúl Gudiño, portero de Chivas, habló esta tarde en conferencia de prensa sobre puntos específicos y situaciones por las cuales pasa su equipo de cara al cierre del torneo Guard1ames2020, en los cuales, destacó el de la experiencia que antecede a cada uno de los futbolistas de forma individual.

Las experiencias las adquieres por los momentos vividos, las cosas vividas, al final de cuentas no solo pasa en el futbol, te das cuenta que en la vida las cosas buenas y las malas te dejan una experiencia y si no las vives uno nunca va aprender.

El arquero subcampeón del mundo en la categoría sub-17, pasó por varios momentos en la banca del Rebaño Sagrado, siendo en diversas ocasiones la segunda opción de los diferentes entrenadores que han dirigido la escuadra tapatía, siendo Tomás Boy, Fernando Tena y su entrenador actual Víctor Manuel Vucetich, dónde tuvo que esperar a ser requerido en caso que su compañero de equipo Antonio Rodríguez no rindiera al cien por ciento.

Aprendes a vivir de forma distinta cada partido, algo que no me había pasado, creo que todos son aprendizajes […] todo esto ayuda a no bajar los brazos, a no aflojar en cuestión de todos los sentidos, en cuidar todos los detalles que pueden marcar la diferencia y que te pueden ayudar para estar listo y preparado cuando se presente la oportunidad.

Gudiño menciono que se siente un portero seguro, alguien experimentado, a quien le ha tocado vivir cosas buenas y malas, pero ante todas esas experiencias, estas mismas lo han ayudado a ser un portero estable y muy decidido en cuanto a los enfoques y objetivos que cada uno tiene.

Para estas alturas de la liga, nadie es favorito, dicen que sorprenden, pero ningún equipo sorprende, creo que todos los equipos trabajan de una forma excelente, siempre para sumar de tres y eso ayuda a que la competencia con todos los equipos crezca, al igual que el nivel de la liga, en mi opinión nadie es favorito.

Finalizó hablando sobre su próximo rival del torneo, Tijuana; equipo que enfrentarán el domingo en el Estadio Caliente, mismo conjunto que tuvo una pausa considerable en cuanto a ritmo de juego debido al rebrote de Covid-19 que afecto a la institución de la frontera.

Raúl comentó que posiblemente tengan una ligera ventaja ante lo físico, pero que entienden que es una cancha complicada, ya que es de pasto sintético y los dirigidos por Pablo Guede están acostumbrados cien por ciento a estas condiciones, “al final será un partido de mucha intensidad donde cada equipo disputara cada balón para sumar de tres puntos”, concluyó.

Escrito por

Jair Alonso

Estudiante de Comunicación y Periodismo en FES Aragón UNAM
Periodista y redactor en Factor Cu4tro
Colaborador en Infinito Fútbol