“Honor a quien honor merece”

La famosa frase que se usa comúnmente para referirse a personas que han logrado cosas que pocos creían creíbles o que son dignas de ser reconocidas podría describir lo que debo decirle a los Pumas.
Uno debe aceptar cuando es sorprendido y cuando hay que ser justos. Los Pumas, con un plantel mediano, notables carencias, un técnico “pseudo improvisado” y bajas por Covid, perdieron el invicto hasta la fecha 11.

Así es, 11 jornadas tuvieron que pasar para que Pumas supiera lo que es perder y fue contra el equipo que mejor juega (y ha jugado) en los últimos dos años. León es un digno rival y que cualquiera compraría hasta un empate en el Nou Camp. Los universitarios estuvieron cerca, pero entre errores y cuestiones arbitrales (sólo diré eso) Pumas perdió 2-0.

Credito: Imago7
Credito: Imago7

Reitero, pocos o casi nadie llegó a pensar que duraría tanto el invicto del equipo universitario. Estuvieron muy cerca de perderlo en distintas ocasiones, pero lograron aferrarse hasta este punto. ¿Todo esto ha sido producto de la fortuna? ¡Por supuesto! Todos los equipos necesitan algo de fortuna, que al final puede ser aprovechada o no, Pumas ha hecho lo primero. La suerte se trabaja y Lillini lo está haciendo.

Aquí se criticó de manera muy dura (y se seguirá haciendo) al técnico argentino quien poco a poco ha ido encontrándole un rostro al conjunto y sabe cómo adaptarse a las bajas por lesión o enfermedad.

Credito: Imago7

Desconozco qué les dice, qué hacen y cómo los motiva… Pero que no deje de hacerlo. Ahora más que nunca y en la recta final de la fase es cuando más se debe empujar. Se enfrentarán a Necaxa y será ideal para reencontrarse con la victoria, pues después sigue una serie complicada de partidos.

¿Creo que Pumas puede ser campeón? Las estadísticas indican que sí, tiene pocas, pero las tiene. Sin embargo invito a todos los que nos hacen el favor de leer a este aficionado reservado a no ilusionarse.

Credito: Imago7

Falta mucho por mejorar y aún hay un poco de tiempo para poder apretar esas “tuercas” que pueden estar “flojas” en la maquinaria del equipo. ¡Siéntanse orgullosos de su equipo! Nadie esperaba tanto del equipo y helos aquí, en cuarta posición plantando cara.