CIUDAD DE MÉXICO. – Una semana después de haber roto la racha de empates que los perseguía, los Universitarios se volvieron a desatar y en esta ocasión vinieron de abajo para remontar un 0-1 y terminar con una goleada de 4-1.
Muchos argumentos se escucharán sobre las bajas que tuvo Puebla de cara a este encuentro, pero no suficientes para demeritar el gran partido de unos Pumas que tardaron en romper el candado estratégico de una Franja que defendía con ocho y dejaba solo a dos atacantes libres para jugar al contragolpe, cosa que les funcionó solo para su único tanto del partido.
Anteriormente y sin importar el entrenador o la gestión administrativa, para los del Pedregal empezar perdiendo un partido era un escenario desalentador y del que psicológicamente les costaba levantarse.
Este plantel es diferente, tienen hambre de victorias y aunado a la cohesión que muestran tanto los jugadores como el cuadro técnico, pudieron sobreponerse.

Créditos: Sentido Deportivo

El torneo es joven y apenas hace unas semanas el mismo plantel no pudo romper el empate contra un Juárez con dos jugadores menos, esto demuestra un crecimiento enorme y un cambio de mentalidad aún mayor. El argentino Lillini encontró la llave para inspirar a unos Pumas que nadie veía como candidatos siquiera al top 8 de este torneo.
Después de cambios y cambios en la alineación titular, parece ser que el argentino y su mano derecha, Israel López, encontraron a sus once elegidos. Por fin podemos ver una dupla en mediocampo que logra darle juego al equipo, el recién debutado Erik Lira que no deja de mejorar y un Favio Álvarez que por fin logró consolidar su nivel y esta jornada lo selló con un muy buen gol.

(Photo by Hector Vivas/Getty Images)

Jugadores como Vigón e Iniestra perdieron su lugar y si todo es congruente a las palabras del técnico, deberán demostrar mucho para recuperarlo. El otro relegado, Alan Mozo, tuvo participación en este partido para cuidar y arropar a un Jesús Rivas que tuvo un primer tiempo complicado y comienza a dar frutos la competencia interna que han generado estos dos.
Estos Pumas llevan dos semanas en las que al buscar un “MVP” es difícil quedarse solo con uno, el sueño de cualquier entrenador y afición. Defensivamente desde Talavera, que no baja su nivel, hasta Johan Vásquez, que se consolida como uno de los mejores centrales de la Liga y con el regreso de Alejandro Mayorga en gran nivel, el equipo está comenzando a crear una muralla al haber recibido solo 7 goles en las primeras 8 jornadas.

Y ofensivamente todos aportando al frente. González y Dinenno que no dejan de marcar, Iturbe que sorprendió a todos con su nivel y un canterano que empieza a consolidarse en primera división como lo es Carlos Gutiérrez, se han convertido en una fórmula perfecta para aportar goles y convertir en la segunda mejor ofensiva del torneo.

Créditos: Referee

Se viene una jornada doble en la que, por su actualidad, Pumas debería llevarse los 6 puntos pero que no tendrá una tarea nada fácil visitando a Santos que en casa no ha perdido este torneo y después recibiendo a un San Luis urgido de victorias.