Es difícil ver a un equipo sufrir para atacar tras tener tanto tiempo la posesión de la pelota, más con dos tiros al arco en 90 minutos, como lo fue en el juego ante Pachuca. El Guadalajara sigue adoleciendo de ese mal para arrastrar la pelota y crearse mecanismos que le permitan acercarse al gol, clara muestra esta con la poca efectividad de Macías al estar en otro rol con el balón, afortunadamente ante Tigres la situación era otra y Víctor Manuel Vucetich lo tuvo claro.

El XI
Es importante recalcar como inició o en teoría lo hizo el equipo rojiblanco, 4-4-1-1 en defensa, por lapsos se notaba un 4-3-3 con Antuna por izquierda, Macías y Vega intercalando entre ambos y un Brizuela cercano a Molina y Beltran, sobre todo para los envíos en largo, pero en repliegue era claro que para buscar la transición Vega adoptaría el rol de mediapunta para tener la primera variante estable, mucho depende de los momentos para que la formación cambie, el plan siempre fue el mismo, replegar y aprovechar las espaldas de Tigres, un partido ideal para ceder la posesión sin importar más.

Jesús Molina en rol meramente defensivo y de contención, mucho mejor que en otras ocasiones, Isaac Brizuela y esa cercanía con el mediocampo en lugar del extremo de mismo sería vital para momentos del segundo tiempo.
Jesús Molina en rol meramente defensivo y de contención, mucho mejor que en otras ocasiones, Isaac Brizuela y esa cercanía con el mediocampo en lugar del extremo de mismo sería vital para momentos del segundo tiempo.
El plan provoca dos de los tres goles, primero Mier manda un trazo largo a Antuna quien a base de su mejor característica, encuentra el espacio y oportunidad de marcar, muy de juego en Selección Mexicana. El segundo cae a partir de un intento de robo por parte de “Chicote” Calderón quien junto a Brizuela presionan en salida de Tigres, aparece el error y Vega deja solo como tantas veces desearía estar Macías frente al marco. Dieter envió en largo aprovechando una cobertura de Briseño tomando mal parado al equipo Universitario, plan ideal que selló Angulo.

El curioso caso del “Pocho” Ponce.
Si, en definitiva, el error por mero atrevimiento o intensidad para no interpretar el arbitraje, quien a diestra y siniestra tenía a todos con tarjeta amarilla es vital para entender su expulsión, pero tacharlo de irresponsable por algo que se desentendió en el momento, en otro partidos esas faltas no pasan de amarilla, pero ese error fue suficiente para tundir a uno de los mejores jugadores rojiblancos. Miguel Ponce no solo ha realizado labores eficientes en los encuentros, sino que ha provocado que Chivas fluya por esa banda izquierda, además tuvo 100% de precisión en sus pases hasta la tarjeta roja, curioso dato en un partido donde se necesitaron pases exactos pero además, el equipo busca iniciar desde el fondo, es necesario tener a los mejores en precisión, prácticamente toda la zaga tiene buenos números, Sanchez, Sepulveda, Mier y Ponce, pero de toda la liga este se encuentra en el lugar 37 y con el mejor porcentaje del equipo con 89%, difícil entender por qué el molestar con el lateral izquierdo.


Raros cambios pero un gran acierto: Villapando.

A comparación de lo que sucedió en Toluca y por la necesidad de buscar el marcador, contrastando también con los movimientos ante Pachuca, Vucetich optó por descansar a Fernando Beltran y volver a una línea defensiva “normal” con Calderón, después la lesión de Molina obligó a ver al “Gallo” Vázquez como opción, donde hasta ese momento la formación era un 4-2-3 ahí radica la importancia de Brizuela estando cercano a Vázquez y Macías junto a Vega en el ataque con Antuna moviéndose de lado a lado, al 70’ apareció la línea de 5 defensores, con Briseño en la central y Angulo estaría cercano a la función de Brizuela/Antuna, el único acierto, tener a un jugador que pueda liberar al equipo a través del balón en los pies, Dieter Villalpando le dió un cambio al partido para poder transitar y encontrar un lanzador nato, el último gol es la clara muestra de lo que debería buscar Chivas para encontrar los espacios, por que desmarcadores ya tiene.

¿Se podrá jugar igual?
No, pero todo sea según el contexto del partido, en definitiva Chivas debe seguir trabajando la parte de posesión y que hacer con ella, aprovechó esta vez a un Tigres que malamente coordinó en defensa, sabía que se debía sentir inferior y aprovechó su juego reactivo, pero ante Querétaro y Necaxa volverá a ser el protagonista del partido, buenos puntos como la presión en algunos lapsos evitando la salida del rival, las coberturas de Mier para frenar a Gignac y un buen bloque medio ayudaron al equipo, podrían ser soluciones en el futuro pero solo con ventaja, la actitud y otras cosas facheras si ayudan pero donde no llega la calidad y este plantel le sobra eso.

221 pases en el juego ante Tigres y más de 300 ante Toluca, vías diferentes para intentar ganar el juego.