Ciudad de México-. Qué sucede en Chivas, qué esta ocurriendo en Verde Valle. Me refiero a los casos de indisciplina que ya con frecuencia se encuentran en la institución tapatía, me pregunto qué pasa por la mente de los jugadores que no se toman en serio los protocolos de seguridad.

Bien es conocido el caso de Uriel Antuna y Alexis Vega, no solo por quienes son, también por lo reciente de lo acontecido y es una total falta de respeto para sus compañeros de equipo y directivos de la institución, pero no hay que mencionar únicamente a estos dos atacantes, también tenemos a sus colegas, Javier López y Christian Calderón, me parece que el caso de estos futbolistas también debe ser castigado como lo fue a sus compañeros Antuna y Vega.

Ya salieron los capitanes de equipo –Jesús Molina e Hiram Mier– a tomar su posición con el conjunto rojiblanco, se refirieron a sus compañeros como se merecen y acordaron darles una oportunidad más de recuperar su posición en el equipo, pero esto bastara, lo digo porque no es la primera vez que estos jugadores -hablando de Antuna, Vega y La Chofis- se involucran en situaciones de alcohol y fiesta. No esta mal, aclaro. Lo que sí esta mal es romper los protocolos de seguridad cuando se esta en temporada regular, esta mal no pensar en sus compañeros de equipo y en la liga misma.

Foto: Nación Deportes

¿Mantenerlos alejados de los entrenamientos, suspenderlos indefinidamente, reducir su salario, dejarlos en casa y fuera de las canchas bastara? ¿será suficiente? Honestamente ya no sé. Aquí lo que tiene efecto son las palabras del resto del equipo, que abogaron por ellos, esto es lo que pesa más ¿saben por qué? Porque tristemente el Rebaño Sagrado depende de esos dos jugadores, refuerzan el ataque, si con cierta razón, Chivas sufre en la ofensiva y le quitas a dos jugadores de ataque, padecen sin ellos y siendo un aficionado a la institución rojiblanca lo reconozco, es triste y lamentable ver a un grande en esas condiciones, pero es la realidad.

Esperemos que las medidas tomadas con estas dos caras del equipo sirvan de ejemplo para los compañeros del club y para el resto de las escuadras del torneo. Para mí si los ponen en cancha contra Pachuca se afirmará lo que digo y no se sentirá una sanción de verdad.

Ricardo Peláez promete terminar con las indisciplinas del club, esperemos que así sea, anteriormente mencionaba que se debe estar preparado ante la pandemia que nos afecta todos, luego salen estos futbolistas a romper las normas internas, -aclarar que ambos fueron portadores de covid-19- pero creo que en su momento no les importo, pero les tocaron el bolsillo y se vieron arrepentidos. Escuche a un comentarista decir que eso era algo en lo que no estaba de acuerdo, pues los castigos mediocres que proponía no servirían de nada, sería como un impulso a que los jugadores noten que no hay sanciones tan serias, yo no pienso igual que ese comentarista. Porque uno entiende hasta que quiere y si reduciendo su salario es la única forma en la que entenderán, pues a favor, están en Guadalajara, en el equipo más popular de México, compórtense a la altura.

Escrito por

Jair Alonso

Estudiante de Comunicación y Periodismo en FES Aragón UNAM
Periodista y redactor en Factor Cu4tro
Colaborador en Infinito Fútbol