El Sevilla FC vuelve a una final de UEFA Europa League después de 4 años, tras vencer a otro candidato al título el Manchester United por un marcador de 2-1, y esto en gran parte a Yassine “Bono” Bounou, el arquero del Sevilla y gran figura del partido, ya que con sus atajadas neutralizó los muchos ataques de los diablos rojos.

El máximo campeón de la Europa League, el Sevilla, formó con su 11 de gala con un 4-3-3, compuesto por: Bono, Navas, Koundé, Diego Carlos, Reguilón, Banega, Fernando, Joan Jordán, Suso En-Nesyri y Lucas Ocampos.

De la misma manera el Manchester United salió con su 4-2-3-1 de confianza con: De Gea, A. Wan-Bissaka, Lindelof, Maguire, Brandon Williams, Pogba, Fred, Mason Greenwood, Bruno Fernandes, Rashford y Martial.

El partido empezó con los 2 equipos intentando imponer su juego por medio de la pelota, pero fue el equipo inglés quién ganó la mayoría de duelos en el medio campo, y por ende se sobrepuso al Sevilla, dando lugar a una gran combinación en el área en la cual, Rashford es derribado por D. Carlos y esto permite a Bruno Fernandes poner el 1-0 en el marcador en el 8´ y acabar con la racha de imbatibilidad de Bono que llevaba más de 500 minutos sin recibir gol, después de esto el partido siguió siendo muy disputado en el medio, pero con varios acercamientos peligrosos del Manchester United y sin muchas llegadas del Sevilla, situación que cambió en el 25´en donde una rápida sucesión de pases en banda izquierda permitió a Reguilón tener mucho espacio y así asistir a Suso que llegó por el otro extremo, de ahí en adelante el partido conservó su ritmo e intensidad, pero ya con un Sevilla más asentado en el campo, sin embargo quien tuvo las oportunidades más claras fue de nuevo el equipo rojo de Manchester.

En el tiempo complementario el partido conservó sus características, con un Manchester United siendo agresivo y un Sevilla que no podía ganar la pelota, en los compases iniciales de esta segunda parte fue el arquero marroquí del Sevilla, Bono quien se lució atajando hasta en 4 mano a mano que tuvo con los delanteros del equipo inglés, lo que permitió al Sevilla seguir con vida en el partido, y como en el primera parte, el paso de los minutos benefició a los andaluces que se pudieron acomodar nuevamente en la cancha y comenzar a atacar, y precisamente de uno de estos ataques en el 77´nació el 2-1 del recién ingresado Luuk De Jong que remató a placer un centro del capitán sevillano Jesús Navas, acto seguido el Manchester United se lanzó al ataque buscando el empate que finalmente no llegó.

Bono atajando un mano a mano a Martial. Fuente: UEFA Europa League
Bono atajando un mano a mano a Martial. Fuente: UEFA Europa League

Con los 90´minutos terminados el Sevilla vuelva a una final de Europa League y espera a su contrincante que determinará en el partido entre el Inter de Milán y el Shakhtar Donetsk, encuentro que se jugará el dia 17 de agosto. Mientras que la gran final se jugará el viernes 21 de agosto fungiendo como ante sala a la final de la UEFA Champions League.

Escrito por

Alejandro Páez

En Twitter como: @AlejandroPZ_
Colombiano
Apasionado por el Fútbol, el entretenimiento y el buen café.