CIUDAD DE MÉXICO.- Este sábado la máquina enfrentó su tercer duelo del Torneo Guardianes 2020 frente a León, al cual vencieron 2 a 0. Encuentro que para muchos causaba grandes expectativas y sin duda, una dificultad que para muchos significaría la pérdida del invicto para el conjunto de los cementeros.

El partido comenzó con todos los ánimos a tope para Cruz Azul, pues Juan Escobar abrió el marcador poniendo así el 1 a 0 al minuto 4. El paraguayo logró aprovechar los rebotes que surgieron de un tiro de esquina para concretar con un cabezazo venciendo a Rodolfo Cota en el arco.

Foto: MEXSPORT

Hasta el momento, la máquina lograba concretar sus jugadas, manteniendo así la portería intacta. La Fiera continuó buscando la manera de por fin concretar una jugada; la oportunidad más cercana del primer tiempo la tuvo Emmanuel Giggliotti con un remate el cual no logró vencer a Corona.

Un segundo tiempo lluvioso, con cambios tardíos y sobre todo muchas trabas en medio campo. Roberto Alvarado fue totalmente borrado por un Luis Montes aguerrido y con la esperanza de poder emparejar el marcador. Todo quedó en eso, ya que al minuto 87 César Ramos marcó penal en favor del conjunto de la máquina mismo que fue cobrado por Santiago Giménez, quien obtuvo su tercer gol en primera división.

De esta forma, Cruz Azul mantiene el buen paso llegando a 7 puntos (dos triunfos y un empate). Sin duda, un cuadro cementero distinto en la cancha; emocional y anímicamente. Hasta ahora son 18 juegos sin perder que forman parte de la racha invicta del conjunto celeste.