Manchester City y Real Madrid se medían las caras en el Etihad Stadium, luego del 2-1 en el Bernabéu que ponía a la cabeza al equipo inglés. Zinedine Zidane, salió con su clásico 4-3-3, formado por: Courtois, Carvajal, Varane, Militao, Mendy, Casemiro, Kross, Modric, Hazard, Benzema y Rodrygo. Es importante recordar que el capitán merengue, Sergio Ramos, estaba apercibido por tarjetas ya que fue expulsado el partido pasado. En cuanto a al conjunto de Guardiola alineó también con un 4-3-3 constituido por: Ederson, Walker, Fernandinho, Laporte, Cancelo, Rodri, De Bruyne, Gundongan, Gabriel Jesús, Phil Foden y Raheem Sterling.

El partido empezó con un ritmo tranquilo, con una gran presión en campo rival del City que obligó al Real Madrid a librarse de la pelota sin precisión, y de esta misma presión es que llegó el primer gol del encuentro a los 5´, cuando Gabriel Jesús le robó la pelota a Varane en el área chica y así dejar solo y sin portero a Sterling que definió sin problemas, después de este gol, el partido fue dominado por el equipo celeste con varias aproximaciones de peligro, varias siendo mano a mano, pero en uno de los pocos ataques del conjunto merengue, tras un desborde, Rodrygo pudo centrar para que Benzema pudiera cabecear y empatar el partido sobre el 29´. Después de este gol el desarrollo del encuentro fue más parejo con una pequeña superioridad del conjunto dirigido por Josep Guardiola.

Tras la reanudación del encuentro el City tuvo una ocasión muy clara que fue despejada por Courtois, tras esto los merengues salieron a buscar el gol que forzaría la prórroga, pero con el paso de los minutos se fue diluyendo la presencia del Real Madrid y la pelota fue otra vez del Manchester City, que volvió a aprovechar un error de Varane intentando darle un pase con la cabeza a su arquero que se quedó corto y en eso Gabriel Jesús aprovechó para definir en el 68´ un gol que sería K.O. para el equipo de Zidane ya que desde ese momento no pudo reaccionar ni con los cambios que realizó el DT francés y el City de manera inteligente no le cedió la pelota sino que siguió atacando y tuve varias posibilidades de ampliar aún más la ventaja y esto se mantuvo hasta el final del encuentro.

Varane en el partido contra el Manchester City Fuente: Twitter Luis Omar Tapia
Varane en el partido contra el Manchester City Fuente: Twitter Luis Omar Tapia

«Quiero dar la cara porque esta derrota es mía, la tengo que asumir. Tengo mi responsabilidad en esta derrota. Lo habíamos preparado bien pero los errores se pagan. Estoy triste por mis compañeros», Declaró Raphael Varane, tras el partido.

Con este resultado la temporada del Real Madrid termina de una manera amarga, a pesar de haber ganado La Liga Española, en cuanto al Manchester City clasificó a la fase final que se disputará en Portugal y su próximo rival será el Olympique de Lyon, que dio la sorpresa al eliminar a la Juventus de Cristiano Ronaldo, este partido de cuartos de final se jugará el próximo sábado 15 de agosto.

Escrito por

Alejandro Páez

En Twitter como: @AlejandroPZ_
Colombiano
Apasionado por el Fútbol, el entretenimiento y el buen café.