Por: José Iván Ruiz (@eldesconocido)

Pumas de la UNAM acabó el Apertura 2020 con más dudas que certezas. Estaba en sexto lugar y peleaba por seguir en los puestos de liguilla. Pero la pandemia por el Coronavirus hizo que todo se adelantara para los dirigidos en ese entonces por Michel, incluidas bajas sorpresivas e inestabilidad económica. 

Es cierto que las bajas han sido por culpa de la situación económica, y que todavía están esperando a que lleguen tres refuerzos más. Pero debemos entender que la reestructuración que quería el conjunto del Pedregal ha quedado trabada y más con la parte de tener que negociar los sueldos con los jugadores.

Foto: Mediotiempo

Ahora, para el llamado ‘Guard1anes 2020’, los auriazules han dejado de tener a Pablo Barrera y Victor Malcorra, dos hombres que le daban soltura en las bandas, por lo que la generación de gol ha quedado desierta, lo que se notó en la insípida actuación que tuvieron en la Copa GNP. Aún siendo locales, los capitalinos no mostraron arrestos y se quedaron en primera fase con una derrota y dos empates.

Sin duda alguna, el hecho de que los jóvenes sean lo que saquen la casta por la institución será importante. Muchos de ellos como Miguel Ángel Carreón o Bryan Mendoza apenas si tienen experiencia en el máximo circuito.

Foto: Imago7

Aún así, siguen teniendo a gente de experiencia como el recién llegado Alfredo Talavera y Carlos González, el único de los grandes refuerzos que quedan de la gestión pasada.

También habrá que esperar lo que haga Juan Ignacio Dinneno, que apenas estaba agarrando calor en estos primeros partidos en la Liga MX. El argentino tiene cartel, tiene poderío ofensivo y ahora solo falta que se enganche con las anotaciones para ver si es el hombre importante que le dé puntos al Club Universidad. 

Sin embargo, las dudas siguen llegando desde fuera más que por dentro. Los golpes de algunos medios de comunicación han sido despiadados. Y la sombra de que no todos están a gusto dentro del equipo se cierne como una sombra que puede afectar anímica y moralmente a los unamitas. 

Pumas tiene un solo objetivo: Calificar. Después de que se han agregado más lugares para entrar en competencia por el campeonato, es una obligación para Pumas estar entre esos doce puestos que ha dado el nuevo reglamento. Quizá ahora se tenga que pensar menos en el buen gusto y más en la suma de puntos para colarse dentro de la liguilla y aspirar por ser campeón, puesto que soñar no cuesta nada.