Por: Félix Almanza (@doncruzazulino)

Me gusta escribir lo que pienso de Cruz Azul, me gusta escribir de lo que me gusta y de lo que no, pero de Cruz Azul. Siempre está la responsabilidad de plasmar en las palabras adecuadas el sentimiento por eso que nos apasiona tanto, que por lo menos uno, aunque sea uno, se sienta representado en cada una de las líneas y se vea reflejado a través de ellas. 

Estamos en vísperas de que comience un nuevo torneo liguero y, una vez más, Cruz Azul está entre los favoritos. El más favorito para unos, el menos por su reciente historial para otros, pero entre los favoritos. Como corresponde y como es una constante con este club, el club de mi vida. Ni yo, ni nadie tiene certeza sobre lo que va a pasar, si vamos a mantener esta larga y buena racha sin perder o hasta cuándo. De lo que sí tengo certeza es que me ilusiona igual.

Foto: Brenda Zamora

Nada me emociona más que ver jugar a Cruz Azul, de todos los deportes, de todos los equipos, de todas las ligas, solo Cruz Azul me provoca lo que me provoca. Que claro que fue lindo ver “The Last Dance” para recordar tu infancia de la mano de los Bulls y fue mucho mejor cuando por fin un sábado volvió el futbol en vivo después de meses, me dio gusto ver al Dortmund y al Shalke sin duda; pero nada como cuando prendí la tele hace un par de semanas para ver un partido de pretemporada con el inicio de un Pumas – Cruz Azul, fue otra cosa, se sintió diferente, se sintió mío. Como cuando vuelves a ver a amigo, a un ser querido, después de mucho tiempo. 

Me hace mucha ilusión el torneo, el plantel que tenemos en Cruz Azul y las posibilidades que ofrece con un fondo de plantilla importante. La racha que igual acaba o igual se alarga. Me hace ilusión que se logre el objetivo que todos queremos, terminar la sequía de liga. Ojalá se nos dé, la fe va implícita como siempre.  Cruz Azul es creer, es caer y levantarte. Cruz Azul es como la vida misma, te caes y te levantas. Fallas y vuelves a intentar. Y seguir emocionándote igual con cada oportunidad y volver a maldecir cuando no se logre, para después volver a ilusionarte una vez más. Porque hasta la gente que dice que no lo ilusiona más está pendiente de lo que pasa.

Foto: Brenda Zamora

Me gusta escribir lo que pienso de Cruz Azul, de lo que me gusta y de lo que no, pero de Cruz Azul. Me gusta el equipo, me gusta cómo juega, me gusta el plantel. Me gusta la responsabilidad de verlo entre los favoritos. No me gusta el horario de las 7 y de las 9, Cruz Azul juega a las 5. No me gustan las canchas sin afición. Me gusta la ilusión de un nuevo torneo.

Me gusta la ilusión de que este, por fin, sea nuestro torneo. Y que si no nada cambia. Seguiremos y nos levantaremos.